Diviértete
Noticias
En Abierto
CONTENIDO EN RED

Publicidad

Publicidad

Red Universia

Universia.es

SERVICIOS ::

MAPA DEL SITIO

Publicidad

Enlaces patrocinados

Imprimir noticia Reducir cuerpo de texto Ampliar cuerpo de texto

Problemas de los Superdotados

Los superdotados desarrollan una serie de habilidades que suelen ser inusuales para su edad y que si no se identifican a su debido tiempo y no pueden potenciar estas aptitudes, se producirá un retraso en su desarrollo intelectual.

La alta capacidad intelectual puede crear desequilibrios en la personalidad

Se puede producir un desajuste entre la esfera intelectual y las otras facetas de la personalidad debido a una proceso acelerado de madurez mental, lo cual implica que su desarrollo emocional y social no sea como el del resto de los niños.

Es obvio que las necesidades educativas de estos niños no son las que corresponden a las propias de su edad. Si no desarrollan todo su potencial intelectual se puede dar un sentimiento de frustración que desemboque en un fracaso escolar.

El presidente de la Asociación Española de Superdotación y Altas Capacidades (AESAC), José Antonio Montes, considera que un diagnóstico precoz, entre los dos o tres años, es lo más adecuado para que esta aptitud intelectual no se convierta en un problema. Otros expertos coinciden con él en que en estas edades es más fácil identificar las altas capacidades pero estiman que debe esperarse hasta los cinco o seis años.

Según Amparo Acereda, profesora asociada del Departamento de Psicología de la Universidad Rovira i Virgili, cuando un niño superdotado no se identifica como tal o no se le estimula intelectualmente para que desarrolle su potencial pueden aparecer problemas de comportamiento que pueden ser de dos tipos:

- Agresividad: el niño se rebela y se niega a seguir las reglas establecidas, da muestras de violencia verbal y física.

- Pasividad: el niño intenta abstraerse del mundo exterior y se crea un mundo de fantasía sin contacto social, se muestra reacio a comunicarse con la gente y no se defiende si recibe insultos o le pegan.

Analizando la problemática asociada al crecimiento intelectual del niño superdotado se pueden diferenciar varios momentos:

Este tipo de niños son conscientes de que son diferentes a los demás niños de su edad y por ello, se sienten solos y no muestran predisposición a entablar amistad con otros compañeros porque tienen miedo a que les rechacen.

Esto repercute su trabajo académico debido a que rinden por debajo de sus posibilidades, algunos llegan a sufrir trastornos psicológicos porque no consiguen adaptarse en el colegio y otros llegan al fracaso escolar.

Los superdotados tienden a aislarse y tienen gran miedo al rechazo.Cuando esto sucede aparecen factores comunes entre los superdotados (ansiedad, inseguridad, impresión de aislamiento, sentimiento de torpeza manual y física, sufrimiento al sentir que sus intereses son muy distintos a los de sus compañeros, deseo incesante de leer...). Estos rasgos se acentúan en proporción a su grado de habilidades intelectuales.

Los problemas más graves suelen aparecer a partir de los 11 años. En esta etapa los síntomas más evidentes son:

  • Falta de esfuerzo o interés por hacer la tarea o trabajar en clase
  • Mal comportamiento
  • Baja autoestima
  • Actitud negativa en el colegio.

Los profesores de este tipo de chicos se sienten amenazados porque poseen elevada observación crítica, una alta capacidad analítica y una marcada incredulidad que les obliga a cuestionar todo. Se suelen adelantar a las explicaciones del docente porque necesitan un ritmo de trabajo superior al que les marcan. Su hiperactividad es una molestia en el aula y el profesor no sabe cómo afrontar las inquietudes que estos chicos muestran.

Su tiempo de atención es limitado y esto los hace inconstantes para terminar actividades. Sienten un aburrimiento permanente y necesitan ser incentivados en forma continua.

Son niños con una capadidad de liderazgo y tendencia a la individualidad

Poseen una marcada capacidad de liderazgo y sus reacciones suelen ser muy enérgicas lo que en ocasiones provoca un efecto de dominio sobre los demás.

Tienden hacia la búsqueda de la libertad y sienten gran tendencia hacia la individualidad. No les molesta la soledad y se muestran muy combativos ante cualquier situación que no aceptan.

Todos estos problemas son fruto de una inadaptación entre la sociedad y la educación. Por tanto, un niño superdotado además de las dificultades de cualquier chico de su edad tienen que enfrentarse a los que se derivan de su excepcional dotación intelectual.